Nuestra Señora de Atocha
Basílica-Parroquia Nuestra Señora de Atocha

Finalizan unas fiestas de Atocha con muchas novedades

Una de las novedades de las fiestas de Atocha de este año fue la apertura del camarín a los fieles por primera vez en su historia, que ha sido rehabilitado como espacio expositivo

El primer domingo de octubre se celebró la solemnidad de Nuestra Señora de Atocha, una de las devociones marianas más antiguas de la ciudad de Madríd, vinculada a momentos importantes de la historia de España y por supuesto unida a los pesares y gozos de los madrileños. La fiesta ponía punto final a diez días de fiestas de la Virgen que este año incorporaban importantes novedades.

El primer día de la Novena, se abrió a los fieles el camarín de la Virgen, por primera vez en 50 años, un espacio que la comunidad de frailes dominicos ha recuperado con el objetivo de poder exponer, en el futuro, algunos de los mantos históricos de la Virgen que se conservan en la Basílica. Durante los días de las fiestas se expusieron, de manera temporal algunas obras que se conservan en el Convento. Por ejemplo el manto que la reina Isabel II regaló a la Virgen como agradecimiento tras haber salido ilesa del atentado del cura Merino. También se ha podido ver el manto realizado a partir del vestido nupcial de la Infanta Isabel de Borbón “la chata”, así como el ramo que la Reina Doña Letizia ofreció tras su matrimonio con el rey Felipe VI. En la sala también se han expuesto algunas obras de temática dominicana como el cuadro de la Virgen del rosario y Santo Domingo, obra de José Gutiérrrez de Vega en el siglo XIX, o un terno con símbolos de la Orden de Predicadores. En una vitrina se muestran algunas de las condecoraciones que los reyes han ofrecido a la Virgen como la banda y medalla de la Orden de Carlos III o la medalla de la Orden de Isabel la Católica, así como algunas medallas conmemorativas de la boda de Alfonso XII con María de las Mercedes y después con María Cristina. El proyecto de la comunidad es poder preparar el espacio en un futuro como lugar de exposición permanente de objetos vinculados a la historia de la Basílica y a la presencia de los dominicos en ella.

Camarín de Ntra. Sra. de Atocha

Las fiestas este año introdujeron otras novedades como la Novena dedicada cada día a una intención, o la Ofrenda de luz a la Virgen que tuvo lugar el domingo 30 de septiembre cuando cientos de fieles colocaron velas ante la imagen de Nuestra Señora de Atocha situada en el atrio de la Basílica. Un día de oración y también solidaridad porque los donativos de ese día serán destinados a becas de estudio para niños de República Dominicana. Al día siguiente fueron los 1200 niños del Colegio Virgen de Atocha, junto con un buen número de alumnos de las Salesianas del Sagrado Corazón los que pasaron ante la imagen para dedicar un momento de oración y colaborar con el proyecto de solidaridad con República Dominicana.

Por fin el domingo 7 de octubre, se celebró la Solemnidad de Ntra. Sra. de Atocha con una Eucaristía a las 19h presidida por el Prior Provincial de los dominicos, fr. Jesús Díaz Sariego O.P. En la homilía recordó todas y cada una de las intenciones de la Novena: Mayores y enfermos, misioneros, personas necesitadas, niños, familias, religiosos/as y laicos, jóvenes, matrimonios… detrás de cada una de estas palabras hay un rostro, un nombre, una persona, un discípulo del Señor. Todos ellos, todos nosotros, hoy bajo el manto de la Virgen de Atocha”.  Y animó a renovar el compromiso buscando ‘el encanto de lo cotidiano’, “con las personas que más queremos, con aquellos que más nos necesiten, con toda persona que en nuestra vida nos encontremos“.

Finalizada la Eucaristía, comenzó la procesión por las calles del barrio, finalizando con la Salve y una bendición a los asistentes.

Leer la homilía del provincial: Solemnidad de Ntra. Sra. de Atocha