Nuestra Señora de Atocha
Basílica-Parroquia Nuestra Señora de Atocha

Oraciones y liturgia

Oraciones y liturgia - Guía del año litúrgico - Reseña de liturgia - Novena a Ntra. Sra. de Atocha

El Rosario de la Virgen María

El Rosario de la Virgen María
Introducción
Rezo del Santo Rosario
Misterios gozosos
Misterios dolorosos
Misterios gloriosos
Misterios luminosos
Letanías
Cómo rezar cada decena del rosario

El 16 de octubre de 2002 el Papa Juan Pablo II firmó la Carta Apostólica “Rosarium Virginia Mariae” sobre el Santo Rosario. Esta fechada precisamente el 16 de octubre, inicio del XXV año de su pontificado. Ofrecemos algunos extractos del documento.

“El motivo más importante para volver a proponer con determinación la práctica del Rosario es el ser un medio sumamente válido para favorecer en los fieles la exigencia de contemplación del misterio cristiano”.

“El Rosario es a la vez meditación y súplica. La plegaria insistente a la Madre de Dios se apoya en la confianza de que su materna intercesión lo puede todo en el corazón de su Hijo” (…) “La historia del Rosario muestra cómo esta oración ha sido utilizada especialmente por los Dominicos, en un momento difícil para la Iglesia a causa de la difusión de herejía. Hoy estamos ante nuevos desafíos. ¿Por qué no volver a tomar en la mano las cuentas del rosario con la fe de quienes nos han precedido? El Rosario conserva toda su fuerza y sigue siendo un recurso importante en el bagaje pastoral de todo buen evangelizador”

“Algunas circunstancias históricas ayudan a dar un nuevo impulso a la propagación del Rosario. Ante todo, la urgencia de implorar el don de la paz (…) No se puede, pues, recitar el Rosario sin sentirse implicados en un compromiso concreto de servir a la paz…”

“Otro ámbito crucial de nuestro tiempo, que requiere una urgente atención y oración, es el de la familia, célula de la sociedad, amenazada cada vez más por la fuerzas disgregadoras…”

“De los muchos misterios de la vida de Cristo, el Rosario, tal como se ha consolidado en la práctica más común, sólo considera algunos. Dicha selección proviene del contexto original de esta oración, que se organizó teniendo en cuenta el número 150, que es el de los Salmos.

“No obstante, para resaltar el carácter cristológico del Rosario, considero oportuno incorporar… los misterios de la vida pública de Cristo desde el Bautismo a la Pasión… Para que pueda decirse que el Rosario es más plenamente “compendio del Evangelio”, es conveniente pues que, tras haber recordado la encarnación y la vida oculta de Cristo (misterios de gozo), y antes de considerar los sufrimientos de la pasión (misterios de dolor) y el triunfo de la resurrección (misterios de gloria), la meditación se centre también en algunos momentos significativos de la vida pública (misterios de luz)…

Ir al principio

Rezo del Santo Rosario

V. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
R. Amén.

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.

V. Gloria al Padre...
R. Como era en el principio...

Ir al principio

Misterios Gozosos, Lunes y Sábado

1. Misterios gozosos El anuncio del ángel a María
«Vas a dar a luz un Hijo a quien pondrás por nombre Jesús. María contestó: ‘He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra.’»
(Lc 1, 26-38)
2. Misterios gozosos María visita a su prima Isabel
«Cuando Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno. Isabel exclamó: ¡Bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!»
(Lc 1, 39-45)
3. Misterios gozosos Jesús nace de María
«María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre.»
(Lc 2,1-19)
4. Misterios gozosos Presentación de Jesús en el templo
«Llevaron a Jesús a «Jerusalén para presentarlo al Señor.»
(Lc 2, 22-35)
5. Misterios gozosos Jesús perdido y hallado en el templo
«Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, J en medio de los maestros, j escuchándoles 1 y haciéndoles preguntas.»
(Lc 2,41-50)

Ir al principio

Misterios Dolorosos, Martes y Viernes

1. Misterios dolorosos Jesucristo ora en el huerto
«Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.»
(Lc 22, 39-42)
2. Misterios dolorosos Jesucristo es flagelado
«Pilato, entonces, tomó a Jesús y mandó azotarle.»
(Jn 19, 1)
3. Misterios dolorosos Jesucristo es coronado de espinas
«Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura. y acercándose le decían: Salve, rey de los judíos. y le daban bofetadas.»
(Jn 19, 2-3)
4. Misterios dolorosos Jesucristo lleva la cruz
«Después de burlarse de El le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificar.»
(Mt 27, 31-32)
5. Misterios dolorosos Jesucristo es crucificado y muere en la cruz
«y allí le crucificaron, y con Él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio. Junto a la cruz estaba su madre.»
(Jn 19, 18-30)

Ir al principio

Misterios Gloriosos, Miércoles y Domingos

1. Misterios gloriosos Jesucristo resucita
«No temáis, sé que buscáis a Jesús, el Crucificado; no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho.»
(Mc 28, 2-6)
2. Misterios gloriosos Jesucristo asciende a los cielos
« Y, mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado al cielo.»
(Lc 24, 50-52)
3. Misterios gloriosos La venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles
«De repente vino del cielo un ruido como de ráfaga de viento impetuoso..., quedaron todos llenos del Espíritu Santo.»
(Hch 2, 1-4)
4. Misterios gloriosos María es llevada al cielo en cuerpo y alma
«Me llamarán dichosa todas las generaciones. Porque el Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí. Santo es su Nombre.»
(Lc 1, 46-49)
5. Misterios gloriosos La Virgen María, coronada como reina de cielo y tierra
«Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.»
(Ap 12 1)

Ir al principio

Misterios Luminosos, Jueves

1. Misterios luminosos Bautismo de Jesucristo
«En cuanto Jesús salió del agua vio abrirse los cielos y al Espíritu que bajaba sobre Él como una paloma. y se oyó una voz que venía del cielo: Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco.»
(Mc 1, 9-10)
2. Misterios luminosos Jesucristo en las bodas de Caná
«La madre de Jesús estaba allí... Se les acabó el vino... Su madre dijo a los sirvientes: Haced lo que Él os diga.»
(Jn 2,1-12)
3. Misterios luminosos Jesucristo anuncia el Reino de Dios
«El plazo se ha cumplido. El Reino de Dios está cerca. Convertíos y creed en el Evangelio.»
(Mc 1, 15)
4. Misterios luminosos La Transfiguración de Jesucristo
«Se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos blancos como la luz.»
(Mt 17, 1-8)
5. Misterios luminosos Jesucristo instituye la Eucaristía
«Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y 10 dio a sus discípulos, diciendo: Tomad y comed; esto es mi cuerpo. Lo mismo hizo con el cáliz.»
(Mt 26, 26-29)

Ir al principio

Letanías

Señor, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo óyenos. Cristo óyenos.
Cristo escúchanos. Cristo escúchanos.

Dios, Padre celestial. Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo. Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros.

Santa María. Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios. Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes. Ruega por nosotros.
Madre de Cristo. Ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia. Ruega por nosotros.
Madre purísima. Ruega por nosotros.
Madre castísima. Ruega por nosotros.
Madre intacta. Ruega por nosotros.
Madre incorrupta. Ruega por nosotros.
Madre Inmaculada. Ruega por nosotros.
Madre amable. Ruega por nosotros.
Madre admirable. Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo. Ruega por nosotros.
Madre del Creador. Ruega por nosotros.
Madre del Salvador. Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima. Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración. Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza. Ruega por nosotros.
Virgen poderosa. Ruega por nosotros.
Virgen clemente. Ruega por nosotros.
Virgen fiel. Ruega por nosotros.
Espejo de justicia. Ruega por nosotros.
Trono de sabiduría. Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría. Ruega por nosotros.
Vaso espiritual. Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción. Ruega por nosotros.
Rosa mística. Ruega por nosotros.
Torre de David. Ruega por nosotros.
Torre de marfil. Ruega por nosotros.
Casa de oro. Ruega por nosotros.
Arca de la Alianza. Ruega por nosotros.
Puerta del cielo. Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana. Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos. Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores. Ruega por nosotros.
Consuelo de los afligidos. Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos. Ruega por nosotros.
Reina de los ángeles. Ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas. Ruega por nosotros.
Reina de los profetas. Ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles. Ruega por nosotros.
Reina de los mártires. Ruega por nosotros.
Reina de los que confesores. Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes. Ruega por nosotros.
Reina de los todos los santos. Ruega por nosotros.
Reina concebida sin pecado original. Ruega por nosotros.
Reina elevada al cielo. Ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario. Ruega por nosotros.
Reina de la paz. Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Ten piedad de nosotros.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Te rogamos, Señor, que infundas en nuestros corazones tu gracia, para que así como por la anunciación del ángel conocimos la encarnación de Jesucristo tu Hijo, asó por su pasión y cruz seamos conducidos a la gloria de su resurrección. Amén.

Para terminar es bueno rezar la salve a María, madre, modelo e intermediaria nuestra.

Oh Dios, te pedimos con humildad nos concedas, recordando con devoción estos misterios en el Rosario de la Bienaventurada Virgen María, que imitemos lo que contienen y consigamos lo que prometen. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Ir al principio

Cómo rezar cada decena del Rosario

  • Enunciado del misterio: para conducir la imaginación y el espíritu hacia aquel determinado momento de la vida de Cristo o de la Virgen.
  • Escucha de la Palabra de Dios: es útil que siga al enunciado la proclamación del pasaje bíblico correspondiente.
  • El silencio: breve pausa después de escuchar la Palabra de Dios, para concentrar el espíritu en el contenido de un determinado misterio.
  • El Padrenuestro: Jesús nos introduce en la intimidad de Dios nuestro Padre y nos hace hermanos suyos y entre nosotros.
  • Las diez Avemarías: Entre la primera y la segunda parte de cada Avemaría está el nombre de Jesús, el único nombre del cual podemos esperar la salvación.
  • El «Gloria»: Esta alabanza trinitaria es la meta de la contemplación cristiana. Cristo es el camino que nos conduce al Padre en el Espíritu.

El Rosario consta de cinco Misterios o decenas. Como final, se puede alabar a la Virgen con las Letanías o la Salve y orar por las intenciones del Papa.

Ir al principio